martes, 17 de diciembre de 2013

Reseña: La Puerta Dorada, de Antonio Martín Morales

Título: La Puerta Dorada

Saga: La Horda del Diablo (#4)

Autor: Antonio Martín Morales

Editorial: Everest


Ha estallado la guerra en Vestigia. Tras la batalla de Lamonien las tropas del Rey Tendón están muy debilitadas y Rosellón está crecido. Muchos misterios rodean a su ejército. Ha recobrado su juventud y en sus filas un ser de otro mundo, Lasartes, parece invencible. Es un Espectro Abisal, una criatura cuyos poderes sobrepasan la condición humana. Sus planes de rebelión han sido muy exitosos y Lord Corvian ya tiene bajo su poder Nurín y Agarión. Ahora es inminente que extienda sus tropas hacia Debindel. Allí está Remo, con sus hombres, esperando una invasión que parece imposible de contener, la guerra está a punto de dar un giro inesperado. Sala navega en un barco, lejos de Vestigia, en el Océano Avental. Está siguiendo la pista de Lania, la mujer de Remo, perdida durante años. ¿Encontrará a la única mujer que puede arrebatarle a Remo? ¿Será una falsa Lania? No es un viaje cualquiera y pronto descubrirá que el peligro acecha en la Isla de los Tres Cuernos. Oculta durante cientos de años, La Puerta Dorada es un mito, una leyenda o una realidad. Lorkun leyó en los muros sagrados cómo mencionaban la puerta. Remo había sido advertido por la Guardiana. Después de la destrucción del templo de Azalea, Lorkun y la bella sacerdotisa Nila, comenzarán su búsqueda. La Puerta Dorada parece la única manera de lograr cambiar el destino oscuro y ominoso que se cierne sobre Vestigia.

La saga "La Horda del Diablo" aterriza de nuevo en el blog. Con su cuarta entrega, "La Puerta Dorada", Antonio Martín Morales termina de vencer la última traba para colarse en el Olimpo de autores de fantasía españoles favoritos. Si ya venía apuntando maneras, habiendo conseguido el título de "Don", ahora consigue conquistarme y se adjudica un buen "Lord".

La trama del libro sigue por el mismo camino que en el anterior título. Muy trabajada y se ve arrastrada por la inercia de lo ya preparado con anterioridad. Su punto de partida es el final de "El Pacto de las Cinco Montañas". El libro mantiene la oscuridad y profundidad a la que me tiene bienacostumbrado Antonio Martín Morales. Entonces, ¿qué ha sido lo determinante para que en este libro se supere? El mostrarme el lado más humano de los personajes. Nada de esteriotipos ni idealizaciones, nada de blanco o negro, un gris tan hipnotizante que te arrastra por sus páginas queriendo beber más y más de la historia. Muy conseguido, muy lograda la complejidad emocional de los personajes.

El ritmo, perfecto. Bien es cierto que la primera parte se me antoja algo menos emocionante (misión: rescatar a Lania), pero es una apreciación personal ya que me tenía demasiado enganchado a las guerras, conspiraciones y asuntos de dioses, que quería que se pasase rápida esta parte. Aún siendo la menos favorita, nada reprochable.

En cuanto a la prosa: casi perfecta. Añado el casi porque no soy quien para señalar la perfección absoluta, pero de existir, Antonio Martín Morales la roza. Fresca, liviana y sabrosa, manteniendo un muy buen equilibrio entre lo barroco y lo sencillo.


Centrándome en los personajes, reconozco que me ha sorprendido el autor. En general, seguimos teniendo los de siempre, pero vemos una evolución natural de unos cuantos. Mención especial a la relación Nila-Lorkum y el papel que juega Tomei (con su respectivo y espectacular desenlace). También se verá un poco más a los personajes que viven la ciudad de Lord Corvian (Rosellón). Pese a muchos nuevos actores y los viejos rokeros dando guerra, me sigo quedando con Lorkum, mi favorito desde las anteriores sagas.

Un detalle que me ha gustado es el uso de brujería, al más puro estilo ritual, mezclado con un medievalismo muy real. También, señalaré que la sociedad del precipicio de Goldrim es un punto que se marca el autor muy bueno (ya había leído sobre sociedades de este estilo en libros de historia, pero nunca las había "vivido" en directo).

En resumidas cuentas, un libro muy destacado entre los muchos que me he leído. Muy muy recomendable. Más y mejor sobre Venteria y sus dioses. Enhorabuena Antonio Martín Morales.


El Barbus


2 comentarios:

  1. Esta saga no me llama nada de nada pero gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar