martes, 27 de agosto de 2013

¿LA PIEL DE QUIÉN?

   ¡Hola! ¡Aquí Clara Peñalver!

   Parece que le he cogido el gustillo a esto de reseñar libros, si es que a lo que yo hago se le pueden llamar reseñas. Para empezar, no pienso hablar de ninguna novela que no me haya gustado, no por pereza o rechazo sino porque jamás haré críticas negativas sobre ningún compañero de letras. Me limitaré a recomendar lo que me gusta y a guardarme para mí lo que no me ha enganchado. Además, ¿te cuento un secreto? Tanto los libros que nos gustan como los que no nos gustan sirven para aprender. A escribir se aprende leyendo y creo que puede ser igualmente beneficioso para mi estilo un libro malo que uno bueno. Una vez que pones el modo "mente crítica on", no tienes más que quedarte con lo que te gusta y huir de lo que no te convence.

  Y centrándome un poquito más, mi recomendación de hoy es una novela que me ha sorprendido muchíiiiiiiisimo. Su autora es Paloma Bravo, una escritora muy peculiar cuya bandera reza "Mi mejor CV son mis amigos" y que, como compañero peludo, tiene un koala. 
   
"Quiero, Mica, que mires al espejo y te veas, que a veces no te ves."

   Estas son las palabras de una madre. La madre de Mica. Unas palabras que, cuando te paras a pensar un poco, resumen a la perfección la historia de Micaela: sus aciertos, sus equivocaciones y sus por qués. 

   "La Piel de Mica" es una novela narrada en primera persona. Hasta ahí, todo genial. Muchos autores elegimos la primera persona para escribir, nos ayuda a conectar con la historia y, con un poco de suerte, con el lector. Pero, Paloma hace algo que rompe un poco los esquemas: Mica nos cuenta su vida, desde la niñez, desde que queda huérfana de padre, utilizando como excusa que acaban de despedirla. Poner al día su currícullum vitae acompañada de su querido amigo Manu, la lleva a contarnos una intensa vida tanto a nivel laboral como emocional.

"Pero eso es otra historia, o la misma, la de un mundo en el que siguen gobernando los rancios. Y digo los rancios porque esto no va de feminismo y de denuncia, va de que últimamente sobreviven los corchos, los que no sienten ni padecen, los que flotan, satisfechos, vagos, orondos; va de que así estamos y de que aquí, así, no podemos quedarnos."

   Mica, periodista, con trabajos de mucha responsabilidad en los que jamás la dejaron hacer su trabajo. Mica, creadora incansable, luchadora de las de ejército espartano y cabezona como ella sola. Mica, en un mundo en el que, por mucho que quiera ser escuchada, nadie presta la más mínima atención. Simplemente... Mica.

"Me sentía tan anulada que, en plan adolescente (en plan imbécil más bien), soñaba con que yo le quería, y con que él me rescataba."

   Un ex-marido que nunca desaparece. Amantes y más amantes. Unos pasan por su vida sin pena ni gloria. Otros son buenos recuerdos. Muchos, piedras con las que no debería volver a tropezar. Pero en su historia, Mica tropieza... y tropieza... y tropieza... De un modo diferente cada vez, pero vuelve a tropezar. 

"Hay hombres de sofá, de acurrucarse, y tíos de cama, cómoda y pared."

   Y es que a lo largo de ese análisis que hace Mica sobre sus andanzas amorosas y sexuales, Paloma Bravo nos regala un montón de frases brillantes y muchas, muchísimas formas de explicar el amor y el desamor. Esta autora es tan directa, tan tajante, que me ha dejado en numerosas ocasiones con esa sonrisilla boba que suele aparecer en mi cara cuando pienso "¡La madre que la parió! ¡Cómo escribe!".

"Me gustaría abrirte los labios e inflarte con todo lo que te quiero, llenarte de cosas buenas para cuando yo no esté. Me gustaría, Mica, que pudieras alimentarte de mí, respirarme cuando te falte el aire."

   Porque, ¿qué le pasa a Mica? ¿Teme ser feliz? ¿Tiene miedo a enfrentarse a sí misma? ¿A dejarse llevar? Eso debes juzgarlo tú. Yo sólo te diré que Mica, a pesar de querer venderse como una mujer débil, es uno de los personajes más fuertes que me he encontrado. Una tía que se cae mil veces y se levanta mil y una y que, además, tiene a su lado a una familia y unos amigos, muy fuertes y muy presentes, sin los cuales no sería ella misma. No sería Mica.



   

6 comentarios:

  1. Reseña con estilo propio, como su autora. Me ha encantado la crítica y, si ya cuando me hablaste de ella me picó la curiosidad, ahora solo me queda salir corriendo a por ella jejejeje.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, un estilo marcado, vende muy bien jejejeje

      Eliminar
  2. Una gran reseña. Cómo me gusta esta colaboración. La verdad es que después de leerte dan ganas de comprarse la novela para experimentar la aventura!!

    Besos para los dos! Clara y Barbus!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta el fichaje, un acierto (eso pienso yo jejeje).
      Besos a ti, gracias.

      Eliminar
  3. Me gusta mucho la aportación de Clara, creo que escribe muy bien. Tiene furturo como reseñista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo hace estupendamente. El que llega aquí con dudas, sale con las ideas claras.

      Eliminar