lunes, 30 de julio de 2012

Pluma en mano, allá vamos.

Hacía tiempo que no me dejaba ver por estos lares con una entrada personal. La universidad y la autoexcusa me han consumido las ganas y el tiempo de escribir, con lo cual no habían avances que comentar. Pero desde hace varios días que lo he vuelto a coger todo con ganas.

Tras un viaje mareante entre la multitud de blogs que cuentan muchas cosas sin entrar en detalles, zarandeando mi ilusión con pesada teoría, descubrí un par de blogs con los que me animé a escribir. ¡Y tenían ejemplos!

Ahora me encuentro en una fase algo tediosa, el montar definitivamente mi mundo fantástico. Lo tengo en mente desde los 15 años, incluso un mapa que ha ido evolucionando según mis necesidades. Pero no era más que un esbozo de algo grande.
A lo largo de estos ocho años he llegado a acumular muchísimo material. Desde frases que retumbaban en mi cabeza, personajes que llamaban a la puerta para pasar el cásting, ciudades imaginarias, a un primer intento de novela (con un montante de 125 hojas manuscritas).

Hasta hace pocos días, miraba con recelo la gran carpeta que contenía todo un mundo fantástico. Sentía vértigo. Demasiadas hojas, demasiados garabatos sin clasificar, muchas ideas sueltas. Sin embargo, ahora la miro con autoridad y la desnudo para escuadriñar en su interior. Ha llegado la hora de domar a esa fiera salvaje que empozoñaba mi alma con pesar por no dejarla libre.
 
Ya no siento vértigo, ahora me encuentro feliz, batallando hoja tras hoja para clasificar todo el material. A veces me sorprendo a mí mismo descubriendo magníficas ideas que, si no llega a ser porque están manuscritas con mi destartalada letra, pensaría que son de otro.


Aún me encuentro en fase de recopilación, pero de tanto en tanto me vienen momentos de inspiración en los que tiro de bolígrafo y papel o pizarra. Poco a poco voy haciendo camino. Un camino que espero que me lleve al deleite del resto de personas con todo lo que llevo dentro.

Gente, desenfundando el bolígrafo, con el ordenador y el disco duro preparado, allá voy. Deseadme suerte, la necesitaré.

El Barbus.



8 comentarios:

  1. Ay, creo que me está pasando lo mismo... hace tiempo (no sé con qué edad) que dibujé un mapita de un mundo para escribir una novela, pero lo dejé de lado. Luego lo retomé con una idea bastante distinta a la original. El problema es que como dices, con la universidad (y ahora con miles de entrenenimientos), no me centro. Tengo unas ganas inmensas de escribir pero un total descontrol sobre la historia, con lo cual es un desastre, aunque muy poco a poco intento ordenar ideas en mi cabeza...
    Mucha suerte con lo tuyo, a ver si lo haces reflotar! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Se ve que es algo común la dejadez. Yo he aprendido que si quieres puedes sacar tiempo para todo.
      Veo que hay gente que estudia música, hace deporte y lleva la universidad a la vez. ¿Voy a ser yo menos? No.
      Vamos, un poco de energía para todo el mundo.

      Eliminar
  2. Venga campeón, mucho animo, mucha fuerza que yo se que puedes!! ahora eso si, cuando hay esbozos yo quiero ser de las primeras en leerlos y no voy a aceptar un no por respuesta!!! Vaaaaaaaaaaamooooooosss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!!!!!!!!
      Sí, tranquila, iré pasando para ver qué os parece!

      Eliminar
  3. ¡¡Bieeen!! Me alegra que te hayas lanzado a la aventura. Mucho ánimo y disfruta mucho... ¡a la próxima, enséñanos una sinopsis aunque sea provisional! ;)
    ¡Un abrazo! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sinopsis... Se intentará va jajajaja
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. La práctica y la constancia hace al maestro. Tienes ganas y muchos elementos a tu favor. Muy pronto verás que las páginas y capítulos se van terminando como la mejor obra musical jamás escrita. Suerte y a la faena.

    ResponderEliminar
  5. Pues claro que sí!! Suerte!! una aventura está a punto de empezar, buen viaje! ;) besitos y ánimos!

    ResponderEliminar